Gerard Blitz

Gerard Blitz

Gérard Blitz, Bélgica 28 de Febrero de 1912 – 3 de Marzo de 1990.

Nacido en la ciudad de Amberes, en el seno de una familia de cortadores de diamantes, campeón de waterpolo, combatiente durante la Segunda Guerra Mundial, fundador del Club Med, Gérard Blitz vivió de manera intensa y cada diferentes etapa de su vida. Una llama interior lo lleva a interesarse en el budismo zen y el yoga, a los que consagrará los últimos 25 últimos años de su vida. En este camino se encuentra con hombres como Krishnamurti, Sri Krishnamacharya (su profesor de yoga en la India), y Deshimaru, que lo ordenará en la orden Zen en 1974. La profundidad de enseñanzas de Gérard Blitz, inspiran significativamente al mundo del Yoga en Europa. Se creará la Unión de Federaciones Europeas de Yoga para apoyar sus actividades.

Biografía 

Nacido en Amberes, Gérard Blitz es el hijo de Maurice Blitz, comerciante de diamantes, y el sobrino de Gérard Blitz, ambos miembros del equipo nacional de waterpolo belga. Se hará jugador de waterpolo y conocerá de su padre las técnicas de escisión de diamantes. Después de graduarse con un «pobre promedio», dejó la escuela a los dieciséis años. Alterna entre sus actividades de diamantes y piscina. Lejos del nivel de su tío para nadar, se volvió hacia el waterpolo. En 1936 es uno de los pocos judios para participar en los Juegos Olímpicos ganando dos medallas en Berlin.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Gérard Blitz se incorpora una unidad dedicada a los deportes. Prisionero, se escapa y vuelve a esconderse en Bélgica. Denunciado, detenido por la Gestapo, finalmente fue liberado después de la intervención del alcalde de Amberes. Decidió dejar de París para luego se exiliarse en Suiza. Allí se unió a la Resistencia, y fue reclutado como agente de la sección belga del Ejecutivo de Operaciones Especiales Columbia. Fue condecorado con la Cruz de Guerra Belga y la Medalla de Resiliencia.

Después de la liberación en 1945, Gérard Blitz fue a vivir con su familia en la Alta Saboya, donde su padre y su hermana Didy huyeron después de la invasión de Bélgica y montaro un club de natación de renombre. A continuación, se pone en marcha por el gobierno belga un operativo para cuidar de los repatriados de los campos de concentración de Flamenca y Valona a través de Suiza. Para realizar correctamente esta difícil tarea de rehabilitación médica, emocional y social, se toma una iniciativa: alquilar un hotel cerca de Chamonix, donde se apoya a los sobrevivientes.

El sociólogo Alain Ehrenberg explica que ver en el episodio del Hotel Savoy el verdadero origen del club Méditerranée: «Esto es volver a enseñar a vivir los supervivientes». Blitz a sí mismo a menudo habló de esta «vocacion».

Mientras tanto se encontró con Claudine, enfermera, que se convirtió en su segunda esposa en 1948; que lo introducirá al yoga y al misticismo oriental. Ella viene de Tahití donde sus padres son dueños de una casa. Se afirma que el origen lejano, se convirtió en una inspiración para el proyecto futuro. De vuelta en París después de la actividad en Chamonix, abrió una tienda de ropa.

En el verano de 1949, el hermano de Gerard Blitz trabajaba en Córcega como camarero para el Club Olympiquen. Cuando se une a Gerard en Calvi través de su hermana, la idea brota: relajación, diversión, sol, ve allí algunas similitudes entre el centro de vacaciones y su actividad anterior en el hotel Savoy.

A finales de 1949, Gérard Blitz se encuentra con Gilbert Trigano que estaba trabajando en el negocio familiar «Trigano Padre y el Hijo.». Este último está orientado a poco más que el camping. Gérad Blitz busca equipos, tiendas de campaña y de dormir, para desarrollar la idea de los «centros de vacaciones». Mientras que no tiene dinero para su proyecto, Trigano está de acuerdo en alquilarle sus tiendas de campaña.

En el año 1950, Gérard Blitz hará que el nadador, Tony Hatot, Marcel Hansenne (tambien de su equipo) y la revista Paris Match, apoyen su proyecto. El mismo año, en simultaneo, su hermana y su esposa abren en la isla de Mallorca, Alcudia, el primer centro de vacaciones de 200 tiendas de campaña. Se imprime publicidad en el metro que anuncia dos semanas en las Islas Baleares a 159 francos «todo incluido»; el éxito es inmediato. Gérard Blitz está introduciendo el concepto de «todo incluido» en los viajes por primera vez en Francia. El deporte es también un foco del proyecto del Club Méditerranée, borrando toda condición social y poniendo a los turistas «en una práctica social tendencialmente igualitaria.».

Cuando, en junio el primer lugar en español se abre, las condiciones son deplorables: alimentos, deportes, dormir, todo sigue siendo extremadamente frágil y débil. Sin embargo, las cifras siguen siendo satisfactorias y Gérard Blitz ofrece a reembolsar a otros. Su proyecto hedónico no tiene ningún uso para beneficios. «La capacidad de poner a la gente en vacaciones, no son un lugar donde uno va, sino un estado de ánimo» dirá más tarde.

Temporada tras temporada, los inicios están vinculados. Las cosas siguen sin mejorar, se establecen los preceptos de lo que será el del Club Méditerranée en las siguientes décadas: las mesas de ocho, la ceremonia de bienvenida e inspirado por la experiencia de la salida de Tahiti de su esposa; ella y su marido hacen crecer también en gran medida una «mitología» en la organización de la Polinesia Club, el pareo se convierte en uniformen, los collares de flores dan la bienvenida a los recién llegados, y las tiendas de campaña se sustituyen por casas.

Pero las pérdidas del club se incrementarán con el número de miembros. Así que mal administrador y socios no cumplidores, Gérard Blitz visitó en 1953 a Gilbert Trigano, quien es nombrado tesorero. Al final del próximo año después de la absorción de la competencia Pueblos Mágicos, la situación financiera del imperio y las dos partes decidieron unir fuerzas y crear en la estela de una sociedad anónima de capital denominada «Club Med».

A principios de la década de 1960, cuando la situación económica no ha mejorado hasta el momento, la estructura del club cambia con la entrada del capital de Edmond de Rothschild, que encabezó la junta de administración. En los años siguientes, una «presidencia rotativa» está establecido teóricamente entre Gérard Blitz y Gilbert Trigano; pero ocupa cada vez más espacio y especifica que «poco a poco me convierto en presidente, Gérard se rasgue cada vez más entre su sabiduría del zen, budismo su naciente y su voluntad de vivir en Tahiti. La belleza del cielo es tan importante para él como el éxito del club. Él vio cada vez más, la captura de su pescado, alcanzando una sobriedad, una sabiduría ejemplares». «Mientras tanto, se le ofreció una pequeña tarifa a Tahiti. Ellos deciden compartir cualquiera de las dos áreas comerciales para desarrollar: Asia para Gilbert Trigano, y América a Gérard Blitz. A partir de 1968, la revista Life dedica catorce páginas a la compañía francesa: los estadounidenses se están reuniendo en los pueblos, en particular en las Indias Occidentales con el lugar en Guadalupe que poco antes ha encontrado Blitz. Al final del año, la separación definitiva se confirma: Gérard Blitz sale de la sede de París, que conserva la zona de «Pacífico» y Trigano, omnipresente en todo lo demás. Todo ello siempre con una «excelente» relación subraya Gilbert Trigano . «Gerard se ha convertido en un filosofo de las vacaciones, y el Zen a tomado en su vida un lugar central.»

Gerard Blitz se encuentra con Eva Ruchaupol, «sacerdotisa del yoga», para descubrir más sobre el yoga. Mientras tanto promotor de yoga, Blitz es nombrado primero como secretario y luego vicepresidente de la Unión Europea de las federaciones nacionales yoga que organiza eventos en el Club Méditerranée. En 1974 se las arregla para ser elegido presidente de la Unión Europea de Yoga, función que lleva a cabo hasta su muerte en 1990.

Gérard Blitz se casó dos veces, primero con Denise Libbrecht y Claudine COINDEAU.

By | 2016-03-22T15:46:59+00:00 marzo 22nd, 2016|Linaje Budismo Zen|Comentarios desactivados en Gerard Blitz

About the Author: